domingo, 26 de agosto de 2012

PINTURAS RUPESTRES DE PEÑA ESCRITA Y LA BATANERA

La localidad de Fuencaliente se encuentra situada a unos 56 km. de Puertollano en la provincia de Ciudad Real, y delimita con la provincia de Córdoba. Es un pueblo afincado en plena Sierra Madrona.
Cuenta con una gran riqueza cultural y natural pero sin duda alguna, su principal atractivo son sus pinturas rupestres; las más importantes de la comarca y que fueron declaradas Monumento Histórico Artístico en 1924. En la zona se pueden encontrar hasta 10 cuevas o abrigos con pinturas rupestres, pero son las de Peña Escrita y la Batanera las más importantes. Están situadas a unos 4 km. de Fuencaliente.

Las pinturas de Peña Escrita fueron descubiertas por el cura párroco de Montoro en 1783. Este yacimiento debe su relevancia histórica a ser las primeras pinturas rupestres descubiertas en el mundo, a su excelente estado de conservación, así como al elevado número de figuras que contienen sus paneles.
Consta de 104 figuras repartidas en 8 paneles, donde predominan las figuras humanas, pero también hay representaciones de animales, soles y lo que parecen plantas. Los colores predominantes son los ocres y los rojizos. Las pinturas se encuentran al aire libre en un paraje de gran belleza natural.




La cueva de la Batanera, se encuentra en el paraje  conocido como La Chorrera de los Batanes. Esta cueva tiene pinturas rupestres de las mismas características de las de la cueva de Peña Escrita, pero están  bastante deterioradas y solo se pueden apreciar muy pocos detalles; probablemente debido a la humedad de la zona, por su cercanía al río Cereceda y a la Chorrera de los Batanes.



En los alrededores también podemos encontrar una zona llamada Las Lastras; son unas formaciones rocosas moldeadas por el paso del agua. Esta zona no tiene pinturas rupestres, pero si una gran belleza. Se puede acceder a él por un camino señalizado que parte de la carretera a Peña Escrita. Desde aquí, un sendero permite seguir el curso del río hasta la Chorrera de los Batanes, salto de agua que impide continuar por el cauce. Lo estrecho de dicho cauce y la abundante sombra que proporciona la arboleda, permiten el desarrollo de abundantes helechos, que llegan a tener un tamaño considerable.







Al llegar a la Chorrera, es posible subir por el lado derecho del río, trepando por las peñas,hasta alcanzar la plataforma desde donde cae el agua. En un paredón a la izquierda, protegida por una reja, se encuentra la cueva de la Batanera.

Como en mi visita, la Chorrera no llevaba agua, he tomado prestada esta foto para que podáis haceros una idea de como es.


3 comentarios:

  1. Has ido, mmmmm imagino por la entrada que te ha gustado...... un beso preciosa

    ResponderEliminar
  2. Pues sí y la verdad es que ha merecido la pena, lástima que la chorrera no llevara agua porque a los niños les habría gustado verla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Las vacaciones tocaron a su fin y ya estoy de vuelta. Veo que tu tampoco has perdido el tiempo y has hecho unas salidas bastante buenas.

    Un abrazo.
    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Hola,si has llegado hasta aquí es porque lo que has visto te ha gustado, o por lo menos así espero que haya sido.
Gracias por visitarme y por dejar un comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...