domingo, 2 de mayo de 2021

Sendero Arroyo Frío, Sierra de Cazorla

 


Ruta sencilla para realizar desde Arroyo Frío.
Este sendero pertenece al grupo de las "Rutas del Agua". El itinerario nos permite caminar junto al río Guadalquivir, percibiendo el frescor de sus aguas y el sonido de las aves que se cobijan bajo la espesa vegetación de rivera. Al final de la ruta encontramos la Cerrada del Utrero, en la que el río Guadalquivir ha excavado un profundo cañón.




Iniciamos la ruta en la localidad de Arroyo Frío, perteneciente al municipio de la Iruela. Detrás de los restaurantes que hay frente al colegio, junto a la entrada del pueblo, buscamos el "Sendero Arroyo Frío", cruzaremos el río por un puente que comunica el núcleo urbano con la ruta que vamos a recorrer.




El sendero nace hacia la izquierda nada más pasar el puente y paralelo al cauce del río. Pasaremos por bosques de chopos y pinares y bosques de rivera. En un punto el sendero se aleja momentáneamente del curso del agua, si bien en ningún momento dejamos de escuchar su sonido.






A nuestra derecha, en la cumbre, observamos el mirador del Puerto de las Palomas.




Nosotros, para alargar un poco más la ruta, tomamos un camino más empinado que surge de frente, al cruzar el puente y que está señalizado.  




Este sendero nos lleva hasta el citado mirador. Tras cruzar una portada comenzamos a descender buscando el río. Nos encontramos la señalización hasta el mirador a nuestra derecha, pero nosotros seguimos la misma senda que traíamos y que sigue descendiendo. 






Cruzamos otra portada y seguimos la senda hasta un mirador que nos ofrece unas amplias vistas hacia la Cerrada del Utrero y Lanchón Redondo




Tras disfrutar del paisaje continuaremos durante un pequeño tramo próximo a la carretera, cruzaremos el río por unas escaleritas hechas con troncos de madera y llegaremos a la antigua Central Hidroeléctrica de la Cerrada del Utrero, que abastecía de electricidad a los cortijos cercanos, al cercano poblado de Vadillo-Castril y a su aserradero que hoy se encuentra fuera de uso.








La ruta finaliza en este punto y volvemos a Arroyo Frío por el mismo camino. Nosotros antes de volver, cruzamos un puente que hay en la Central y seguimos una vereda que pasa junto a una casa abandonada. Nos metimos por un lecho de rocas que hay junto al río y en tan solo un breve recorrido, llegamos a unas pozas de agua cristalina donde encontramos un precioso salto de agua.












Para volver hicimos el Sendero Arroyo Frío que transcurre paralelo al río Guadalquivir y que no hicimos a la ida.








domingo, 25 de abril de 2021

Conociendo Jaén, Mancha Real

 


Entre fértiles campos de olivos encontramos el pueblo de Mancha Real, a los pies de la llamada Peña del Águila, es una de las mejores puertas de entrada al Parque Natural de Sierra Mágina.
Mancha Real es un municipio de la provincia de Jaén y se encuentra situada a 19 km de la capital.
Limita al norte con Begíjar, al sur con Pegalajar, al oeste con Villatorres, Jaén y La Guardia de Jaén y al este con Baeza, Jimena y Torres.

Peña del Águila


La localidad había sido fundada por Real Orden de Juana I de Castilla en el año 1537, orden que no se haría efectiva hasta 1539 por el rey Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico. En un principio se denominó La Manchuela de Jaén pero en 1653, con motivo de la visita del rey Felipe IV, los jesuitas de la villa acuerdan que en adelante se llame Mancha Real.
Entre su escaso patrimonio cabe destacar la Iglesia Parroquial de San Juan Evangelista, construida entre los siglos XVI Y XVIII. Este templo es una obra de arte en donde participaron los mejores arquitectos de la época. Nombres tan prestigiosos como Andrés de Vandelvira o Juan de Aranda del que es obra su fachada principal de estilo renacentista. Fue declarada Bien de Interés Culturar con la categoría de monumento histórico en 1983.










Callejeando, nos acercamos hasta el que fue Convento de los Carmelitas Descalzos fundado a finales del siglo XVI por San Juan de la Cruz. Este edificio de interés histórico ha sufrido mucho a través de los años, no solo en el cambio de sus funciones, también en daños físicos. Actualmente solo se conserva su fachada.



En Mancha Real existe un equilibrio claro de la actividad económica, que se reparte entre la olivicultura, la industria del mueble de madera y la industria de aperos y maquinaría agrícola que, en conjunto, hacen de esta localidad una de las más ricas y dinámicas de la provincia.











viernes, 23 de abril de 2021

Fuenmayor, un remanso de paz en el Parque Natural de Sierra Mágina

 


El Área recreativa Fuenmayor es un enclave espectacular que se encuentra a 2.300 metros de altitud. Se ubica junto a uno de los numerosos manantiales existentes en el Parque Natural de Sierra Mágina, del que se alimenta el río Torres, y está situado a siete kilómetros al sur de la localidad de Torres, municipio al que pertenece, a las faldas del pico Almadén.
Fuenmayor es un frondoso y refrescante paraje que dispone de una fuente con saltos de agua en forma de cascadas y un estanque.










Pocos sitios resultan tan frescos y agradables como éste, incluso en verano, en el que antiguas piedras de molino se han convertido en originales mesas a la sombra generosa de frondosos chopos, encinas, nogales y majuelos. Es un lugar ideal para acampar o para disfrutar de un picnic.




En su entorno podemos contemplar árboles frutales donde el cultivo estrella es la cereza y buenas panorámicas de la población de Torres y de alguno de los picos que lo rodean como el Morrón, Aznaitín, el cerro de la Vieja y el cerro Castelar.










Aquí también podemos ver juntas dos especies de piornos, el piorno azul de flores moradas, con largas espinas y de un verde intenso; y el piorno blanco o fino, de flores amarillas.



 
Del área recreativa parten varios senderos para los aficionados al senderismo y al ciclismo de montaña, en los que se podrá observar diferente vegetación como el pino carrasco, cultivos de olivo y almendro y bosque de ribera. El camino cruza la cascada del Zurreón en la cabecera del arroyo de Aguas Blancas, que es una de las pocas que hay en el parque y permite ver el comienzo del pico Almadén, una de las manifestaciones geológicas más características de la sierra. Si ahora lleva poca agua en invierno es todo un espectáculo ya que el agua queda completamente congelada formando una estampa maravillosa.






Sierra Mágina nos ofrece paisajes bellísimos que hacen que conocer de cerca estas impresionantes montañas sea una experiencia irrepetible.

domingo, 18 de abril de 2021

Torres, un pueblecito de Jaén con mucho encanto

 


Torres cuenta con una ubicación especial, en pleno Parque Natural de Sierra Mágina. Se encuentra situado en la ladera de un monte, en la parte noroccidental de la Comarca de Sierra Mágina, en la provincia de Jaén.

Limita con los municipios de Jimena, Albanchez de Mágina, Cambil, Pegalajar y Mancha Real. Y está bordeado por los montes Aznaitín, Monteagudo, Cárceles, Ponce y Almadén. La localidad se eleva a 888 metros sobre el nivel del mar y se extiende por el valle del río Torres.






Comenzaremos nuestra visita en la Plaza de España que fue el primer lugar que se formó extramuros. En ella se ubicó la Carnicería como una de las primeras construcciones, después se edificarían el Ayuntamiento y el Pósito. Aquí podemos ver también el Arco de la Plaza y el Reloj de la Muralla.



                           




El Reloj de la muralla se encuentra donde se situaba la construcción más importante de la Edad Media de Torres: el castillo y su muralla que, partiendo de él bordeaba la villa. Del castillo solo queda una de las tres torres que lo formaban.




Desde la Plaza de España, por la calle Jesús Castillo Solís, se llega a la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán. Esta iglesia de estilo renacentista se construyó entre los siglos XVI y XVII sobre una antigua mezquita. En su exterior cuenta con ocho majestuosos arcos de casi diez metros los más grandes, que se construyeron para abrir un nuevo acceso a la iglesia.






En uno de los accesos laterales del templo encontramos la "Lonja de la Iglesia". Se trata de un mirador desde donde obtendremos unas maravillosas vistas del pueblo y de las montañas que lo rodean.




Volvemos a la plaza y atravesamos el arco que nos conduce por la calle Corredera hasta la ermita del Santo que fue levantada en honor de San Sebastián. El templo actual es del siglo XX y se levantó donde en el siglo XVI estuvo la anterior ermita.




                                      


Desde este punto y callejeando un poco llegamos hasta la Casa-Palacio de los Marqueses de Camarasa, también conocida como Palacio del Mayordomo de Francisco de los Cobos. Es un palacio renacentista del que solo se conserva la fachada y que en la actualidad se ha convertido en un consultorio médico.


               


Otros lugares destacados son la Rambla de San Gil, un canal que atraviesa el pueblo de arriba a abajo. Este cauce de agua se creó de forma natural como consecuencia de una tormenta que arrasó la localidad en 1843.






Y como no, la Cuesta de la Pila que es el centro neurálgico de la población y el punto de reunión de los torreños. A su alrededor se dibuja el entramado urbano de casas blancas asentadas en calles empinadas, lleno de pilares y fuentes de agua como el pilar del paseo.

 




A pocos kilómetros del pueblo se encuentra el Paraje Natural de Fuenmayor al que dedicaré el siguiente post.

















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...