lunes, 2 de mayo de 2011

EL LINCE IBÉRICO

El lince ibérico (Lynx pardinus) está considerado como el carnívoro más amenazado de Europa y el felino más amenazado del Mundo. De todos los mamíferos de la Península Ibérica es el que sufre una mayor amenaza de extinción a nivel mundial.
Recientemente, solo se ha demostrado la presencia de lince ibérico en Doñana y en el área de Sierra Morena comprendida entre los términos municipales de Andújar (provincia de Jaén), así como Cardeña y Montoro, estas dos últimos, en la provincia de Córdoba, más otra en los Montes de Toledo de sólo unos quince individuos.
Es un felino con patas largas y una cola corta con una borla negra en el extremo que suele mantener erguida, moviéndola en momentos de peligro o excitación. Sus características orejas puntiagudas están terminadas en un pincel de pelos negros rígidos que favorece su camuflaje al descomponer la redonda silueta de su cabeza. También son características las patillas que cuelgan de sus mejillas que aparecen a partir del año de vida cuando apenas cuelgan por debajo de la barbilla y aumentan de tamaño con la edad. Los machos tienen las patillas y los pinceles negros más largos que las hembras.
El lince ibérico se encuentra en el bosque y matorral mediterráneo, este tipo de hábitat le proporciona refugio y pastos abiertos para cazar conejos, que supone el 90 % de su dieta.
En la mayoría de los casos, el lince ibérico vive de manera solitaria y nómada, mostrándose más sociable en la época de celo. Es un ágil cazador , se aproxima sigilosamente a la pieza y salta sobre ella con rapidez, menos frecuente mente espera oculto a que pase cerca una pieza. Es el único carnívoro considerado como especialista en conejos. Esta especie le aporta del 80 al 90% de su alimentación. También consume perdices, pequeños mamíferos y otras aves. La aparición de estas presas en su dieta depende de la época del año, de la disponibilidad de presas y de la zona.
La época del celo comienza entre enero y febrero, adelantándose en las regiones meridionales desde finales del mes de diciembre hasta mediados del mes de febrero. El lince, a pesar de ser un animal de hábitos solitarios, en esta  época del año suele permanecer con su pareja. Las madrigueras se hacen en lugares bien protegidos y escondidos como roquedos o árboles huecos. La gestación dura de 65 a 72 días. Las camadas suelen constar de una a cuatro crías, siendo lo más habitual dos cachorros. A las cuatro semanas la madre lince cambia de madriguera, y a los dos meses los cachorros son capaces de acompañar a su madre en las cacerías. Éstos son independientes en 7 ó 12 meses  y permanecen en su territorio natal hasta los 20 meses. Suelen vivir unos 13 años, siendo fecundos hasta los 10 años.
Las principales amenazas directas sobre la especie son la mortalidad inducida por el hombre sobre todo por atropellos con vehículos de motor, pero también por caza furtiva directa, instalación de cepos y lazos dirigidos a otras especies, envenenamiento ilegal, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola,si has llegado hasta aquí es porque lo que has visto te ha gustado, o por lo menos así espero que haya sido.
Gracias por visitarme y por dejar un comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...