lunes, 4 de diciembre de 2017

VEREDA DE LA ESTRELLA

Uno de los senderos más bonitos que podemos hacer en el Parque Nacional de Sierra Nevada, es la Vereda de la Estrella. Este sendero discurre por la cuenca del Genil. La gran vegetación, la abundancia de agua por todo el recorrido, y las impresionantes vistas de las caras norte del Mulhacén, Veleta y Alcazaba, harán de nuestro paseo un día inolvidable.
Para acceder al comienzo de la ruta debemos llegar a la población de Güéjar-Sierra, y una vez allí cruzar el pueblo siguiendo los carteles indicativos que te dirigen al río Maitena o río Genil. Una vez pasado el pueblo se irán alternando las indicaciones anteriores con nuevas señales que indican la Vereda de la Estrella o restaurante San Juan. Unos 3 km antes de llegar, pasaremos por el restaurante Maitena, a partir de aquí la carretera se estrecha hasta quedarse en un solo carril, además atraviesa tres túneles no muy altos por donde pasaba el tranvía antiguamente. Unos minutos antes del restaurante San Juan encontraremos, a nuestra derecha, una pequeña senda marcada con un cartel Vereda de la Estrella, pero aquí no podemos dejar nuestro vehículo, debemos seguir la carretera y en breve llegaremos al restaurante, donde si podremos aparcar.


Atravesando el puente de madera que salva las dos orillas del río Genil nos incorporamos por la senda que gira a la izquierda, y tras una empinada cuesta nos adentramos en el interior del valle donde abundan los fresnos, castaños, quejigos, robles y arces.






A algo más de media hora de comenzar el camino nos encontramos con un castaño milenario, conocido como "el abuelo".




Media hora aproximadamente después de haber dejado atrás el castaño, se llega a la confluencia con el río Vadillo, donde el paisaje ahora va por dos estrechos valles. De este punto parte el sendero de la "Cuesta de los Presidiarios", pero nosotros seguiremos la misma senda que traíamos. Al poco nos encontraremos con la curva del "viso", uno de los puntos más característicos de la Vereda de la Estrella, desde donde disfrutaremos de unas espectaculares vistas del Mulhacén y la Alcazaba.




A unos 6km de este punto, llegamos a las antiguas minas abandonadas, y pasado el pueblo minero llegaremos al final de nuestra ruta. Nosotros decidimos volvernos desde aquí, aunque se puede seguir un poco más hasta "Cueva Secreta", un refugio natural usado por los pastores.




Datos técnicos:

-Tiempo estimado: 3h.30m. ida
-Dificultad: Media-Baja
-Distancia: 12'5 km
-Tipo de itinerario: recorrido lineal (media montaña)



3 comentarios:

  1. Una buena ruta para embelezarse con los colores de otoño...espero que no pasaras demasiado frío.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se como será el paisaje en las demás estaciones del año pero en otoño es precioso, y no, no nos hizo mucho frío.
      Besos.

      Eliminar
  2. Hola Toñi, precioso este lugar. Las fotos son geniales. Un besin enorme.

    ResponderEliminar

Hola,si has llegado hasta aquí es porque lo que has visto te ha gustado, o por lo menos así espero que haya sido.
Gracias por visitarme y por dejar un comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...